CEDYAT JORNADA CAPACITACION: "HACIA EL DESARROLLO DEL HIDROGENO EN LA TRANSICION ENERGETICA ARGENTINA"

Durante la mañana de hoy se realizó una Jornada en la sede de CEDyAT de Buenos Aires y también de manera virtual, a cargo del Dr. Marcelo Ferrero, director del área ambiental de nuestro Centro de Vinculación Tecnológica, propuso como introducción a las potencialidades que presenta la Región Patagónica para el desarrollo del Hidrógeno a los diferente coordinadores de los equipos técnicos interesados en la temática. 
por Pedro Reynoso
La apertura de la Jornada la realizó virtualmente el Director Ejecutivo de nuestra institución, Fabián Ruocco, compartiendo que "la agenda del cambio climático dispara una discusión con respecto al modelo de desarrollo que excede ampliamente la agenda ambiental, interpelando nuestra cultura depredadora de los recursos naturales, el modo en que vivimos, nos alimentamos y hacemos las cosas en la vida cotidiana. En CEDyAT hace años que trabajamos en los diferentes aspectos de la dimensión ambiental: protección de humedales, estudios de impacto ambiental para mega proyectos de infraestructura y ahora estamos incorporándonos gradualmente al conocimiento del hidrógeno para la transición energética. Por eso le solicitamos a Marcelo Ferrero que nos ponga al días sobre esta realidad que está cobrando cada vez mayor importancia en los nuevos paradigmas de una matriz energética diversificada y más limpia".

El hidrógeno no está libre en la naturaleza, sino que forma parte de una molécula como el agua o el hidrocarburo. Para producirlo es necesario consumir energía. El hidrógeno azul es aquel que se obtiene también a partir de combustibles fósiles, pero sin liberación de dióxido de carbono (CO2). El hidrógeno verde es el que se obtiene de fuentes no convencionales de energía renovable, como la biomasa, la energía eólica, la solar y el calor geotérmico, entre otras. Muchos países están haciendo un esfuerzo por descarbonizar la matriz energética. Este movimiento está creando nuevas oportunidades, como el mercado del hidrógeno. Se trata de un mercado de energías bajas en carbono en el que Argentina tiene grandes potencialidades. El eje de estas nuevas demandas es la descarbonización y por eso resulta clave centrar la atención en lo que los clientes están hoy buscando en el mercado.

En un horizonte de 15 o 20 años, el hidrógeno azul constituye para la Argentina una apuesta importante porque nuestro país es un gran productor de gas natural. Esto es fundamental para desarrollar tecnología propia y contribuir a la formación de nuevos puestos de trabajo. El hidrógeno verde, por su parte, es el que se obtiene a partir de energías renovables. Este lo podemos dividir en dos. Un hidrógeno que se produce a partir de la electrólisis de agua empleando energías renovables como la eólica. Este proceso tiene dos ventajas: no es contaminante en sí mismo y además se obtiene hidrógeno puro, o sea, libre de óxidos de carbono.

El Dr. Ferrero, realizó su abordaje a partir del documento gubernamental Hacia una Estrategia Nacional Hidrógeno 2030 presentado en setiembre del año pasado por el Consejo Económico Social. Ese trabajo reunió a integrantes del gabinete del Gobierno Nacional, junto a representantes del sector privado, del sector académico, universitario, y a gran parte del universo de personas e instituciones que vienen trabajando este tema desde diversos ámbitos sectoriales.

El especialista abrió el encuentro expresando "cuando hablamos de transición energética también hablamos de hidrógeno. Los nuevos escenarios mundiales incluidos el Cambio Climático aceleraron mecanismos de revalorización de trabajos que nuestros colegas argentinos desde la década del ´70 venían investigando para la descarbonización. Ahora la crisis del calentamiento global, la guerra en Europa del Este, el Covid19 y otras cuestiones requiere tomar en serio soluciones viables. El desarrollo del hidrógeno es una de ellas. Desde CEDyAT estamos abocados a su estudio para la incorporación en diversos proyectos desde el año 2013 integrando una red con otras UVT´s del área nuclear que tienen más desarrollo para colaborar cuando nos convoquen en algún proyecto específico"

En el territorio argentino existen las condiciones necesarias para posicionar al país como una referencia global: grandes extensiones con vientos, radiación solar y aguas abundantes, y una matriz agua abundantes y una matriz energética capaz de avanzar en la transición hacia las energías renovables. El mundo se prepara para iniciar una fase de alta demanda de hidrógeno y la Argentina, junto a América Latina, tienen el potencial necesario para convertirse en proveedores a gran escala.

A su turno, el Secretario de Legal y Técnica de CEDyAT, Dr. Mariano Riano, informó a los presentes que "nuestro país dispone de una Ley 26.123 de Promoción de Hidrógeno aprobada en 2006, pero aún no ha sido reglamentada. La norma establecía la creación del Fondo Nacional de Fomento del Hidrógeno (FONHIDRO) que sería financiado por el Estado y con préstamos, aportes, legados y donaciones de personas físicas y jurídicas, organismos e instituciones nacionales o internacionales, públicas o privadas, entre otros. A su vez, los proyectos contarían con beneficios fiscales para el pago del IVA y el impuesto a las ganancias para la adquisición de bienes de capital y/o para la realización de obras vinculadas a su desarrollo. Finalmente, el hidrógeno producido para ser utilizado como combustible vehicular no sería alcanzado por los gravámenes que rigen sobre los combustibles líquidos, el gas natural, el gasoil y la infraestructura hídrica. Diez y seis años pasaron y aún no salió su reglamentación".

"Vale decir, que en general las leyes, cuando no están reglamentadas, no cuentan con procedimientos específicos para su aplicación. Esa reglamentación debe ser hecha por el Poder Ejecutivo Nacional y de no hacerla, cuando la Ley es muy general o cuando las personas beneficiarias o alcanzadas por la Ley no demandan su cumplimiento ante la Justicia, terminan por quedar en letra muerta. En definitiva, podemos afirmar que la falta de reglamentación implica en la práctica un doble derecho de veto, lo que constituye una violación a los principios contenidos en la Constitución Nacional o Provincial, con el agravante de que esta omisión implica bloquear la voluntad legislativa. Se transforma en literatura poética legislativa sin clivaje en la realidad. Además nos preocupa lo que el artículo 21 de dicha ley establece que dicho régimen dispuesto tendrá una vigencia de quince (15) años a contar desde el ejercicio siguiente al de la promulgación de la misma." concluyó el abogado.

Sin embargo, aunque no ha entrado en vigencia la ley de Promoción del Hidrógeno, con actitud pro-activa las empresas locales se han puesto en campaña para comenzar a movilizar esta industria, encabezadas por Y-Tec, la compañía de investigaciones tecnológicas contralada por YPF y el CONICET, quien lanzó el Consorcio H2AR. Un modelo que también las provincias patagónicas están explorando como posibilidad de instrumentar para no dejar pasar otra oportunidad de desarrollo.

Hace un mes las autoridades de la Provincia de Tierra del Fuego realizaron una audiencia compuesta por un centenar de invitados especiales en un acto realizado en las oficinas del Consejo Federal de Inversiones (CFI) en el centro porteño, entre los que se encontraban representantes de las embajadas de países como Australia, Países Bajos, Japón, Corea, Alemania, Francia y Canadá para presentar un informe de situación realizado este año por una consultora experta.

Hoy el hidrógeno vuelve a estar en el centro de la escena a nivel mundial debido a una serie de factores vinculados al reconocimiento del cambio climático como un problema global, la necesidad de avanzar en la búsqueda de energías limpias y sustentables, y el desarrollo tecnológico exponencial que caracteriza nuestra era. Argentina tiene experiencia en este campo.

Es totalmente factible que la Argentina se inserte en la cadena global del hidrógeno. Se trata de un rubro que tiene muchas potencialidades estratégicas, sobre todo por su posible aporte para afrontar los seis grandes problemas que hay que resolver en nuestra estructura productiva, con vistas a tener un desarrollo económico igualitario más próspero.

La Argentina cuenta con un potencial enorme, prácticamente único en el mundo, para desarrollar la economía del hidrógeno en todas sus variedades. Desde el hidrógeno gris (que actualmente se produce pero sin tecnologías de captura de carbono), hasta hidrógenos más limpios como el azul (sobre la base de gas natural), el rosado (sobre la base de energía nuclear) o el verde (sobre la base de energías renovables).

En este contexto, las fortalezas de nuestro país en materia de hidrógeno tienen que ver con los recursos humanos altamente capacitados. Para la comunidad científica, su uso en la descarbonización no es un tema nuevo. Desde la década del 70, el trabajo científico sobre el hidrógeno comenzó a profundizarse. Y en los 80, en la Argentina se dieron los primeros pasos. Con lo cual, tenemos experiencia en el rubro. A la ciencia le lleva tiempo desarrollar solidez y resolver problemas. Esos horizontes son de 5 o 10 años: los temas técnicos requieren tiempos largos. Por esta razón, en algunas áreas de la cadena de valor del hidrógeno se han conseguido resultados, justamente a través de estos grupos que vienen trabajando desde hace años. 

Esto implica que hoy tengamos investigadores jóvenes o de mediana edad, algunos incluso retirándose o ya jubilados, que pueden ser llamados para fortalecer la actividad científica. Otra fortaleza tiene que ver con los laboratorios que hoy tenemos asentados en el país. En la Argentina contamos con laboratorios, cuya construcción y diseño, llevaron muchos años. Aquí no se trata sólo de comprar el instrumental, sino de saber utilizarlo, generar prototipos y capacidades, saber medir y entender resultados; aspectos que tienen que ver con nuestras universidades, unidades de vinculación tecnológica e institutos de investigación privados. Lo importante es no demorar más.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

DONACION DEL CEDyAT A LA ESCUELA POPULAR DE LA VILLA 1114 DEL BAJO FLORES

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA HORIZONTE PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

NUEVO PROGRAMA DE VINCULACIÓN TECNOLÓGICA ENTRE ARGENTINA Y ESPAÑA