"EXTENDER LA VIDA DE ATUCHA I ES AMBIENTALMENTE FAVORABLE"

El estudio fue realizado por el Instituto Nacional del Agua (INA) mediante un convenio con Nucleoeléctrica y contó con la colaboración del Centro de Desarrollo y Asistencia Tecnológica (Cedyat) que impulsó el acuerdo y el trabajo conjunto a cargo de un equipos de profesionales coordinados por el Lic. Federico Bordelois.
"La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que el mes pasado fue el septiembre más caliente de la historia de la humanidad, un calor sin precedentes tanto en la tierra como en el mar. En ese contexto, la energía nuclear es una tecnología limpia y segura que puede contribuir significativamente a la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Si bien Atucha I es la primera central argentina, todos sus sistemas de seguridad fueron actualizados y cumplen con las exigencias locales e internacionales" expresó el Dr. Mariano Riano, coordinador ejecutivo de CEDyAT en el Proyecto de EIA para el PEVCNA I al finalizar el acto oficial de presentación de l "Las Claves del Estudio de Impacto Ambiental" que fue entregado a la firma Nucleoeléctrica S.A. a finales de octubre del corriente año.  

"Dar alcance a una madurez en cuanto al conocimiento ambiental y tecnológico para conseguir que una actividad sea sustentable lleva tiempo, y para lograrlo se necesita un horizonte de largo plazo que acompañen esa visión. El CEDyAT como Unidad de Vinculación Tecnológica es clave en ese panorama dado que realizó hace varios años el Estudio de Impacto Ambiental para la extensión de vida de la Central Nuclear de Embalse, en la provincia de Córdoba, que ha sido un éxito. La relevancia de Atucha I para el sistema energético argentino es fundamental, ya que proporciona una fuente de energía limpia y confiable para el país. A medida que se busca enfrentar al Cambio Climático global, la energía nuclear se ha convertido en una alternativa atractiva para diversificar la matriz energética, llegando a ser declarada "verde" por la Unión Europea en el período de Transición energética" continuó el abogado.
El país se encuentra bien posicionado, no solo por su vasta experiencia, sino también por las futuras centrales nucleares, entre las que se destacan el CAREM 25, primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en Argentina, y el CAREM 120, que se encuentra en etapa de diseño, y será un modelo comercial con proyección nacional e internacional.

"El CEDyAT cuenta con equipos de profesionales de excelencia, para potenciar la innovación ambiental, colaborando con organismos públicos, empresas privadas y universidades en esta transición energética climáticamente inteligente. En caso de Atucha I permitirá mantener la potencia nuclear instalada, proporcionando energía segura, confiable y limpia para más de un millón de habitantes. Siendo una importante fuente de empleo y desarrollo tecnológico para Argentina. La construcción y operación de la Central Atucha I requiere un alto grado de especialización y formación técnica, lo que ha permitido el desarrollo de una industria nuclear local capaz de competir en el mercado internacional." concluyó el especialista en derecho ambiental.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DONACION DEL CEDyAT A LA ESCUELA POPULAR DE LA VILLA 1114 DEL BAJO FLORES

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA HORIZONTE PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

NUEVO PROGRAMA DE VINCULACIÓN TECNOLÓGICA ENTRE ARGENTINA Y ESPAÑA