CEDyAT junto a una Universidad española acercan innovación tecnológica de última generación al sector público argentino

Son momentos de incertidumbre para el sector de la energía nuclear en la Argentina sobre la construcción de futuras Centrales. Sin embargo, el CEDyAT, se mantiene firme en la defensa de la profesionalidad de científicos, tecnólogos, ingenieros y personal involucrado. Sosteniendo las ventajas de la energía nuclear para la transición energética acordada por la mayoría de las naciones en el Acuerdo de Paris desde el año 2015. Estableciendo acuerdos con Universidades Internacionales de prestigio para colaborar con ese sector en la Argentina.
La energía nuclear es una de las fuerzas vitales de nuestra sociedad. Nuestro estilo de vida sería imposible sin energía. De ella dependen, entre otras cosas, la iluminación de interiores y exteriores, el calentamiento y refrigeración de nuestras casas, el transporte de personas y mercancías, la obtención de alimentos y su preparación, o el funcionamiento de las fábricas, pero siempre cuidando el ambiente dado los escenarios actuales del "Cambio Climático". Más del 60% de la energía del mundo se produce quemando dióxido de carbono. El desafío es que para 2050 la energía sea producida con cero emisiones. Es una tarea enorme. La energía nuclear es una tecnología limpia y permite instalar centrales de gran tamaño. Es parte de la solución de la descarbonización.

En tiempos como los presentes, la vinculación tecnológica entre varias entidades permite desarrollar mecanismos que promuevan la sinergia de acciones entre los espacios donde se genera conocimiento y quienes se benefician con su utilización práctica, el sector público y el medio social que los contiene.

Los exitosos resultados obtenidos en Embalse posicionan al CEDyAT como una “referencia ambiental autorizada” para el Sector Energético Nuclear, gracias también a los aportes realizados por destacados especialistas de múltiples disciplinas que lograron efectuar un abordaje integral y «abrir el candado social, técnico y jurídico» que impedía iniciar legalmente las obras del Proyecto de Extensión de Vida de la Central Nuclear de Embalse a mediados del año 2016.

Junto con ello, CEDyAT sigue ampliando su campo de acción, mediante la firma de convenios específicos que promueven actividades dirigidas a colaborar con el sector público y el privado sobre la realidad de energética del país.

De allí la importancia del acuerdo firmado con la Universitat Rovira i Virgili  especializada en la temática atómica, que se encuentra ubicada en la provincia de Tarragona, España. Es una Institución dinámica al servicio de las necesidades de la sociedad, abierta al mundo y, al mismo tiempo, muy interesada en el desarrollo de la vinculación tecnológica internacional, apoyando iniciativas que compendan recursos humanos de excelencia. 

En ese contexto, los técnicos de CEDyAT, a cargo del Dr. Marcelo Ferrero y el equipo de NA-SA, coordinado por el Lic. Fabio Gaute, instalaron la segunda estación ambiental de última generación con monitoreo internacional en el complejo nuclear de Embalse, Río Tercero, provincia de Córdoba. Fue donada por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) al a Argentina y funciona de manera autónoma bajo la supervisión del Centro de Vinculación Tecnológica - CEDyAT -. De conformidad con su Estatuto, el OIEA debe promover la cooperación internacional. Está facultado para establecer o adoptar normas de seguridad a fin de proteger la salud y reducir al mínimo el peligro para la vida, los bienes y el ambiente. 
Este sistema permite la medida y el análisis de la energía de la radiación tipo gama detectada, de forma automática y en tiempo real. Es decir, esta técnica permite la identificación y cuantificación de los isótopos radiactivos - aquellos que tienen núcleos atómicos inestables y se transforman en otros núcleos más establos mediante la emisión de radiación - presentes al agua o al aire, un aspecto este que no era posible con los equipos antiguos. Así, mientras que la identificación de los isótopos involucrados en posibles incrementos radiológicos permite distinguir si estos son de origen natural o artificial, su cuantificación hace posible una comparación de los datos obtenidos con los límites legales establecidos para cada uno de ellos, cosa que a la vez facilita el establecimiento de niveles de alarma que permitirán una actuación mucho más rápida en caso de incremento radiológico.

Teniendo en cuenta que la Comisión Europea (CE) considera a la atómica como energía verde debido a que, a diferencia de los combustibles fósiles, la nuclear apenas produce emisiones de dióxido de carbono durante la generación de energía. Es considerada limpia durante su generación, debido a que la mayoría de reactores nucleares no emiten CO2, metano o algún otro gas nocivo o contaminante que afecte al cambio climático, por el contrario, solamente emiten un inofensivo vapor de agua a la atmósfera. 

Es importante mencionar que el desarrollo nuclear permite al país reforzar su protagonismo internacional y trae beneficios que exceden lo estrictamente específico. Aparte de exportar tecnología y bienes con alto valor agregado, desde reactores de investigación hasta fuentes de cobalto para uso médico, abre las puertas a oportunidades y asociaciones de interés nacional.

Dada su vital significación, el CEDyAT y la Universidad de ROVIRA están abordando el diseño de una conveniente renovación de la red de vigilancia radiológica ambiental existente a nivel estatal para elevar a las autoridades.



Comentarios

Entradas populares de este blog

DONACION DEL CEDyAT A LA ESCUELA POPULAR DE LA VILLA 1114 DEL BAJO FLORES

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA HORIZONTE PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

NUEVO PROGRAMA DE VINCULACIÓN TECNOLÓGICA ENTRE ARGENTINA Y ESPAÑA