CEDYAT SE ANTICIPO A LA EVOLUCION DEL SECTOR 4.0

El mundo está siendo testigo de cambios excepcionales. Tanto, que ya se está experimentando una 4ª Revolución industrial, conocida como Industria 4.0. La República Argentina no es ajena a esa realidad y algunas entidades anticiparon su desarrollo gestionando el conocimiento nacional.

Pedro Reynoso

La evolución de las economías regionales y el bienestar social dependen, en gran medida, del progreso técnico de sus organizaciones. Los cambios tecnológicos y la digitalización de los trámites, y de los negocios son, por tanto, una oportunidad sin precedentes para que la Argentina aproveche sus beneficios.
El Centro de Vinculación Tecnológica CEDyAT lo divisó hace ya más de una década. Cuando decidieron poner en escena la revalorización de una normativa vigente en el país, pero desconocida por la mayoría de los funcionarios de turno, y de la población en general.

Existe una ley nacional de promoción e innovación tecnológica tiene ya más de tres décadas, sigue vigente, porque sus autores supieron ver que el futuro pasaba por allí. Por lo anterior, tanto el sector público como el sector productivo demandan un elevado fortalecimiento de su capacidad vía la innovación tecnológica, que en ocasiones está fuera del alcance de las organizaciones tradicionales por falta de recurso humano especializado o infraestructura necesaria para el desarrollo, que las instituciones habilitadas por la Ley 23.877 pueden proporcionar mediante e interacción entre empresa, academia y gobierno. Es una posibilidad de doble vía para todas las partes intervinientes.
A partir de allí, en plena pandemia del Covid19 junto a otra reconocida institución, el Foro de Ciencia y Tecnología para la Producción, fundaron VinTecAr 4.0 generando una sinergia entre instituciones, empresas, universidades y expertos líderes de las Unidades de Vinculación Tecnológica del país pasen a un nuevo nivel de colaboración operativa según el contexto de las diferentes localidades. Una modalidad que viene utilizando el mundo desarrollado para mejorar la matriz productiva, organizacional, tecnológica y científica.

Actualmente, su experiencia, las convierte objetivamente en las entidades más adecuadas para filtrar, conocer y comprender qué tecnología es capaz de asimilar nuestra matriz productiva sin perder tiempo detrás de intereses foráneos. Ellas son entidades habilitadas jurídicamente para la identificación, selección y formulación de proyectos de investigación y desarrollo, para la transferencia de tecnología y asistencia técnica, mediante la facilitación del encuentro del sector privado y público en los esfuerzos de mejorar sus respectivas organizaciones, instrumentar proyectos y realizar trabajos sistemáticos de profundización de los conocimientos existentes, derivados de la investigación y/o la experiencia práctica.

Uno de los objetivos de este "Polo Tecnológico Virtual" es aprovechar esta ola de cambio tecnológico para conseguir mejorar su actuación a través de cuatro vértices: trabajadores, consumidores, tecnología e innovación. Realidad que están logrando alcanzar en distintos puntos del país gracias al sistema colaborativo virtual de intercambio recíproco de experiencias y de proyectos. 

Debemos tener en cuenta que la transformación digital implica el desarrollo de capacidades internas dentro de las organizaciones apalancadas con el uso de las nuevas tecnologías para atender los requerimientos de los usuarios que actualmente están operando, mucho más, en un entorno digital, y que se ha visto incrementado por el confinamiento producto de la pandemia.

La velocidad de los avances actuales no tiene precedentes históricos. Más con lo aprehendido en tiempos de la Pandemia del Covid19. Los analistas  observan que en la actualidad la vinculación tecnológica evoluciona a un ritmo exponencial en lugar de lineal.

Además, está alterando casi todas las industrias en todos los países, y la amplitud y la profundidad de estos cambios anuncian la transformación de sistemas completos de producción, gestión y gobernanza. ¿Cuáles son, por tanto, los retos que plantea el cambio tecnológico en el mundo del empleo y las políticas públicas?

Por lo tanto, la plataforma Vintecar 4.0 se constituye como el catalizador para desbloquear el crecimiento potencial en áreas locales como la administración pública, la médica, la educación, la agricultura, las ciudades inteligentes y, lo que es más importante, la actual transformación drástica de la forma en que la humanidad vive requiere un Estado presente pero inteligente. 

Desde CEDyAT sabemos por trayectoria cuando se combina el sector público, el privado y el conocimiento junto a las tecnologías innovadoras, se acelera la reconstrucción argentina para salir de la crisis actual. Ofreciendo el acompañamiento de expertos con dispositivos adecuados para aplicar en las implementaciones que están ocurriendo en las organizaciones.

Vivimos en un mundo exponencial en el que los tiempos se aceleran y la innovación incremental ya no basta. La Vinculación Tecnológica se anticipó hace años. Las organizaciones privadas o públicas que se incorporen a sus beneficios estarán mejor preparadas para desarrollarse en los nuevos escenarios. Lo importante es no demorar más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DONACION DEL CEDyAT A LA ESCUELA POPULAR DE LA VILLA 1114 DEL BAJO FLORES

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA HORIZONTE PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

NUEVO PROGRAMA DE VINCULACIÓN TECNOLÓGICA ENTRE ARGENTINA Y ESPAÑA