Diputados aprobó el proyecto de crédito fiscal para la Innovación Tecnológica

La iniciativa, impulsada desde el Ministerio de Ciencia, crea incentivos fiscales para las PyMEs que incorporan I+D. 223 votos a favor y 3 votos en contra. Será debatida en el SenadoLa Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado el proyecto por el cual se introducen modificaciones a la Ley 23.877 de promoción y fomento de la innovación productiva, orientado a potenciar los créditos fiscales que la norma destina a pequeñas y medianas empresas vinculadas a la investigación, el desarrollo y la innovación científico-tecnológica.
La iniciativa, impulsada desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), fue sancionada con el respaldo de 223 votos a favor que fueron aportados por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, Provincias Unidas, Avanza Libertad, mientras que 3 en contra legisladores de izquierda rechazaron el dictamen de mayoría.

Modificaciones a la Ley de Fomento de la Innovación

Entre las principales modificaciones se encuentran que las empresas PYMEs podrán obtener un certificado de crédito fiscal de hasta el 80% (primera presentación), 65% (segunda presentación) o 50% (desde la tercera presentación) de los gastos elegibles realizados en investigación, desarrollo, innovación y modernización tecnológica (no operativos) para ser aplicado al pago de impuestos nacionales.

Por otro lado, las grandes empresas podrán obtener un certificado de crédito fiscal de hasta el 65% (primera presentación) o 50% (desde la segunda presentación) de los gastos elegibles realizados en investigación, desarrollo, innovación y modernización tecnológica (no operativos) para ser aplicado al pago de impuestos nacionales.

Los certificados de crédito fiscal podrán ser utilizados por sus beneficiarios para la cancelación de saldos originados en impuestos nacionales por el término de hasta 2 años a partir de la fecha de su emisión.

Así mismo, los instrumentos de promoción y fomento fiscales (art. 9 inciso b) podrán ser utilizados por empresas productoras de bienes y servicios, constituidas como tales al momento de la presentación de la solicitud y radicadas en el territorio nacional para las siguientes modalidades: Proyectos de Investigación y Desarrollo y Proyectos de Innovación.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación recobra su papel como Autoridad de Aplicación de la Ley.

“Este instrumento, el crédito fiscal en I+D, es indispensable porque nos debemos un protagonismo que en Argentina todavía está latente, que es el de las grandes empresas en I+D, y en todos los países que recorramos vamos a ver que la subvención no alcanza, que hay que alentarlo desde un instrumento fiscal tributario como es el crédito fiscal, y estas grandes empresas tienen que tener sus oficinas de I+D, no les queremos dar créditos blandos, no les queremos dar subsidios, que tienen donde conseguirlos, sino lo que queremos es reconocerles la inversión que realizan en I+D y dárselo en modo de un crédito fiscal”, dijo Fernando Peirano, presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) del Ministerio de Ciencia, durante la exposición de las modificaciones al proyecto, en Comisiones.

Crédito fiscal, también para PyMEs

Peirano explicó que “el instrumento reconoce las diferencias que hay entre las empresas por tamaño, por región y por actividad, por eso queremos ampliar el crédito fiscal a las PyMEs segmentando por cupos regionales, y por actividades que van a ir cambiando en el tiempo”.

“No puede ser que en Argentina la I+D+i sea lo que ocurre en un pequeño club de muy buenas empresas“, dijo Peirano, durante su exposición, y afirmó que “queremos invitar a todos los que hacen I+D+i, por eso el diseño de esta modificación es audaz, por eso a las PyMEs que se acerquen tendrán un beneficio del 80% la primera vez, la segunda un 65%, y después si, que converjan en ese 50% que es nuestro estándar”.

La idea de la cartera de Ciencia y Tecnología, es horizontalizar el crédito fiscal para el sector PyME, y en tal sentido, la empresa que quiera desarrollar un proyecto de I+D, que la Agencia I+D+i acredite de antemano que es un proyecto de I+D, va a recibir un reconocimiento del 80% equivalente en un crédito fiscal que lo podrá ampliar y aplicar a distintos impuestos que pagan las PyMEs.
El crédito fiscal, en el mundo

Peirano, por último, señaló un informe del BID, sobre el crédito fiscal para I+D como instrumento. “Este es el instrumento para lograr adicionalidad cuando hablamos de inversión privada vinculada a Ciencia y Tecnología, y estos instrumentos en el mundo no alteran la dinámica del sistema tributario, porque el peso que significa ceder crédito fiscal para esto es realmente insignificante y tremendamente beneficioso, en exportaciones, productividad y empleo”.

Peirano destacó la Ley 23.877 como una norma que permitió el andamiaje por el cuál Argentina sostuvo “un compromiso con el sistema de ciencia y tecnología”, pero dijo que la ley “necesita modernizarse”.

Consenso

La modificación de la norma es clave para articular el sistema productivo con el de ciencia y tecnología, y acerca incentivos desde el área científica a las empresas que emprendan proyectos de I+D.

Junto a la Ley de Bio y Nanotecnología modernas, la modificación al régimen de compras públicas basadas en la innovación y el Plan de Ciencia y Tecnología 2030, la Ley de Financiamiento del Sistema de Ciencia, el proyecto de ley de Electromovilidad y la ley de Economía del Conocimiento, se configura la agenda parlamentaria de la cartera científica, y las claves para edificar el plan de política científica que tiene el Gobierno nacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DONACION DEL CEDyAT A LA ESCUELA POPULAR DE LA VILLA 1114 DEL BAJO FLORES

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA HORIZONTE PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

NUEVO PROGRAMA DE VINCULACIÓN TECNOLÓGICA ENTRE ARGENTINA Y ESPAÑA