VINCULACION TECNOLOGICA: NO ES DECIRLO ES HACERLO

El 4 de junio se conmemora el Día de la Vinculación Tecnológica en homenaje al natalicio de Jorge Sábato, profesor, físico y tecnólogo argentino; creador del modelo conocido bajo el nombre de «Triángulo de Sábato» de interrelaciones recíprocas. El Covid-19 ha revelado que las brechas digitales entre ciudadanos, organismos públicos y empresas son grandes. Pero también que la innovación y la creatividad ha diseñado soluciones  permitió aplicar las nuevas tecnologías en ámbitos impensables tiempo atrás con iniciativas de las Organizaciones de la Sociedad Civil de base tecnológica ante la emergencia social. 
por Lic. Pedro Reynoso

"La innovación, es una herramienta para generar soluciones a diversos problemas de nuestra sociedad, requiere de la ciencia, la tecnología, las empresas y políticas de Estado" dice Jorge Cassará.

El primer polo tecnológico virtual de la Argentina, VinTecAr  4.0 no surgió ni del Estado ni del Mercado, sino como una respuesta de dos Organizaciones de la Sociedad Civil - el CEDYAT y el Foro de Ciencia y Tecnología para la Producción - en medio de la pandemia del Covid 19.

Dos instituciones pro-activas que convocaron a colegas de todo el país consiguiendo una real integración Federal en red. Hoy está conformado por más de 50 entidades de todas la provinicas, además del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que congrega a todos los rectores y rectoras de las Universidades Nacionales de la República Argentina.

El CEDyAT desarrolla desde sus inicios una función aglutinante que trabaja, en colaboración y en forma complementaria. con todas las funciones que habilita la Ley 23.877 para abordar tanto los problemas organizacionales del sector público en su modernización digital que ha dado suficientes pruebas de lo valioso que es invertir preventivamente en informática, como los problemas de los sectores socio-productivos locales y regionales, propiciando la generación de soluciones tecnológicas y contribuyendo a su transferencia inteligente de conocimientos buscando alcanzar una mejor calidad de vida para la comunidad.
En Argentina, el Régimen Especial de la Ley 23.877 dispuso la creación de las Unidades de Vinculación Tecnológica (UVT), definiéndolas como estructuras de interfase entre el sector público y el privado. Por actividades de vinculación tecnológica se entiende las acciones que posibilitan que las capacidades desarrolladas a través de la I+D (servicios, productos, etc.) sean transferidos a instituciones gubernamentales, entidades sociales y a empresas privadas. Se incluyen en esta modalidad los servicios científico-tecnológicos de alto nivel y los servicios rutinarios prestados por laboratorios de I+D y por otras áreas de la economía del conocimiento a la industria, a los organismos gubernamentales y a las entidades sociales y productivas. 

Las actividades que se realizan a través de esas Unidades permiten un crecimiento de los recursos genuinos que percibe las instituciones, no solo económicos sino que potencian el capital intelectual y fortalece las relaciones entre los sectores público y privado. Es una vinculación de doble vía, un ida y vuelta para mejorar de la actividad organizacional, la productiva y la comercial.

Asimismo era de vital importancia la conformación de redes profesionales como VINTECAR 4.0 o la RedVITEC que conlleven al trabajo mancomunado con el Estado en materia de diseño, desarrollo e promoción de políticas en Ciencia y Tecnología, acordes con las necesidades de los diferentes sectores de la sociedad que transitaban una pandemia con mucha incertidumbre.
Los tecnólogos, bien saben que en gestión de proyectos aplica una realidad Argentina compleja y recurrente, más allá de la organización sea pública o privada: los presupuestos son ajustados, los cronogramas de ejecución son cortos, hay escasez de recursos humanos calificados, la economía es fluctuante y la tecnología es cambiante.

La realidad es que, gracias a esta iniciativa del CEDyAT y el FORO CyTP poco a poco, luego de 30 años de haber sido creadas, las actuales Unidades de Vinculación Tecnológica (UVT) están logrando una nueva visibilidad, por los resultados alcanzados ante los nuevos paradigmas disruptivos.

En particular porque la pandemia del Covid19 reflejó una debilidad muy marcada en algunos organismos burocráticos del sector público resistentes a la transformación digital cuando el sector privado ya había tomado la delantera en servicios bancarios, de transporte, de entrega de alimentos a domicilio y otras múltiples respuestas a las necesidades de la sociedad en aislamiento.

La normativa vigente de Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica, por su parte, define las UVTs como "ente no estatal constituido para la identificación, selección y formulación de proyectos de investigación y desarrollo, transmisión de tecnología y asistencia técnica. La Ley establece además que esta organización representa el núcleo fundamental del sistema, aportando su estructura técnica y jurídica para facilitar la gestión, organización y gerenciamiento de proyectos. Puede estar o no relacionado con un organismo público" Ley Nº 23877 art. 3 inc. d.

Es decir, la propuesta de valor de las UVTs para la sociedad, en medio del aislamiento social preventivo y obligatorio, se centró en varios aspectos prácticos para complementar las capacidades que las organizaciones necesitaba elevando los estándares de calidad hasta un nivel hasta entonces desconocido. Hacer las cosas rápido y bien no suele ser lo común cuando de trámites estatales se trata. Sin embargo, las UVTs han desarrollado una gimnasia operativa para hacer compatible lo aparentemente contradictorio superando los laberintos de la nutrida burocracia. 

Las diferentes entidades de Vintecar 4.0 brindan asistencia técnica con un sistema de trabajo poco común. Son realmente diferenciales por donde se las mire. Particularmente, cuando se hace un convenio, éste responde a un plan de trabajo y de ahí se asocia a un presupuesto; el alcance; los plazos; la trazabilidad de las actividades; el presupuesto contiene un gasto por administración, el costo indirecto asociado a la ejecución del plan de trabajo, insumos, viáticos, compra de bienes, contratación de terceros, adquisición de equipos, es decir, existe un sistema estandarizado y ágil para desarrollar el plan de trabajo en tiempo y forma. Las UVTs han enseñado al sector público y al privado que es posible hacerlo de manera eficiente y en los términos acordados.
Con vistas al futuro de la vinculación en el país el Staff Ejecutivo de VINTECAR 4.0 propone tres tipos de estrategias para las entidades que estén interesadas en posibilitarla y sostenerla en el tiempo:

- Valorar la importancia de la difusión y de la adaptación local de tecnología 4.0 creada en otros lugares del mundo. 

- Concentrarse en el desarrollo de tecnologías blandas, que no requieran infraestructura compleja y se complementen con el mundo digital. 

- Generar ámbitos de integración generacional entre jóvenes y personal experimentado.

Asimismo, la aplicación práctica de los beneficios de la Ley de Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica se encuentran sobradamente explicados en el libro sobre sus 30 años de historia que acaba de publicar la Asociación Civil Foro de ciencia y tecnología para la Producción escrito por los pioneros y protagonistas. Una lectura recomendada para funcionarios y políticos que desconocen esta herramienta legal para mejorar la gestión.

Actualmente existen muchos escollos provocados por las debilidades institucionales pero Argentina debe producir bienes con mayor valor agregado con más trabajo argentino, que sin duda producirá una distribución más equitativa, más empleo y mejor calidad de vida para nuestro país. El desafío es grande, pero es posible porque tenemos la capacidad tanto para investigar nuevos desafíos, el de resignificar los conocimientos, las herramientas y el capital humano para que nuestro país logre un desarrollo económico, científico y social con una importante inserción en el ámbito internacional.

Las lecciones aprendidas nos impulsan sobre la necesidad de sumar esfuerzos para incrementar el espíritu de colaboración entre los funcionarios de planta y los políticos de turno en los entes relacionados por medio de algún convenio específico como también trabajar en constituir una instancia de diálogo, relacionamiento y coordinación permanente a fin de avanzar hacia políticas y mecanismos de integración que faciliten una mayor incidencia en los procesos de digitalización y servicio a la ciudadanía.

La Plataforma VINTECAR 4.0 está dirigida a todas las instituciones, empresas, organismos públicos, universidades, centros de investigación y demás actores del sistema tecnológico de nivel municipal, provincial o nacional, que se comprometan a articularse y sumar esfuerzos para generar una base sólida de conocimiento productivo a fin de colaborar en el factor estratégico para el desarrollo del país.


Comentarios

Entradas populares de este blog

DONACION DEL CEDyAT A LA ESCUELA POPULAR DE LA VILLA 1114 DEL BAJO FLORES

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA HORIZONTE PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

NUEVO PROGRAMA DE VINCULACIÓN TECNOLÓGICA ENTRE ARGENTINA Y ESPAÑA