CEDYAT: Hacia la presencialidad inteligente y el teletrabajo eficiente

El CEDyAT se encuentra abordando con un equipo multidisciplinario los nuevos escenarios del trabajo, que no parecen tan claros en este momento. La disminución de los contagios y el aumento de la vacunación contra el COVID-19. Presencialidad y teletrabajo en algunos casos se complementan y en otros aparecen como opuestos. En la mayor parte de los casos no hay un regreso pleno, como antes de la pandemia, sino que se opta por una modalidad híbrida o mixta. Se trata más de un cambio cultural de época más que un problema de conectividad tecnológica.

por Pedro Reynoso
Allá en el los complejos días del 2020, la adopción compulsiva del teletrabajo demostró que los empleados pueden ser igual de productivos o más desde sus hogares. Razones muy válidas para que en estos días del 2022 se posicionen en cuestiones objetivas para no volver a la presencialidad.

En todos los sectores, privados y públicos, se experimentó la importancia de una transformación digital como un componente clave de una estrategia demodificacion de procesos organizacionales, de normativas estatales y de negocios general y, si bien no es el único factor, fue crítica para el éxito o el fracaso de cualquier iniciativa que se debiera implementar. Los hechos demostraron que las organizaciones públicas o privadas que más habían invertido en las nuevas tecnologías estuvieron mejor preparadas para darle continuidad a sus operaciones cotidianas. En Argentina si instituciones públicas como el Ministerio de Trabajo, la Anses, la Afip, el Renaper, el Ministerio de la Producción, entre otros que habían invertido mucho en digitalización en los últimos diez años, no se hubiese podido atender con rapidez y eficacia las decisiones gubernamentales como el Ingreso familiar de emergencia (IFE), la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), la digitalización del SECLO, entre varias otras dependencias que evolucionaron al ritmo de los nuevos escenarios disruptivos.

La cantidad de beneficiarios/as seleccionados/as para el primer pago del IFE fue de casi 8,9 millones de personas. Esa decisión hubiera sido imposible sin la transformación tecnológica que se venía haciendo previamente a la pandemia en el Ministerio de Trabajo de la Nación, que muchas voces cuestionaban como innecesarias por no comprender que la transformación digital también involucra procesos que deben ser tenidos en cuenta por sus multiples variables.

El programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) completó en septiembre del 2020 el pago de 8,7 millones de salarios complementarios en sus cinco rondas, por un total de $176.199 millones, desde el inicio del programa en abril, implementado para sostener el empleo de empresas afectadas por la pandemia de coronavirus. El Ministerio de la Producción, también antes de la Pandemia, había iniciado fuertes inversiones en su transformación tecnológica en un todo de acuerdo a la política pública de modernización se plasmó en el Decreto N° 434 del 1° de marzo de 2016 que aprobó el Plan de Modernización del Estado, con el objetivo de constituir una Administración Pública al servicio del ciudadano en un marco de eficiencia, eficacia y calidad en la prestación de servicios.
Otro caso de éxito fue la digitalización del SECLO antes de la pandemia, donde se dirimen todos los reclamos individuales y pluriindividuales sobre conflictos de derecho de competencia de la Justicia Nacional del Trabajo (empresas radicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o con domicilio fiscal en esta ciudad). Este organismo funciona en la órbita del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Ante un desacuerdo entre trabajador y empleador, el SECLO actúa como instancia de conciliación obligatoria previa al inicio de un juicio laboral. Mientras que, en caso de acuerdo entre las partes, el SECLO analiza lo actuado. Ambos trámites se realizan de forma virtual.

Las Unidades de Vinculación Tecnológica, en el marco de la Ley 23.877, colaboramos activamente en la implementación de esa transformación digital en varios de esos organismos, porque el citado Decreto contempló en el eje “Plan de Tecnología y Gobierno Digital” el objetivo de implementar una plataforma horizontal informática de generación de documentos y expedientes electrónicos, registros y otros contenedores que sea utilizada por toda la Administración a los fines de facilitar la gestión documental, el acceso y la perdurabilidad de la información, la reducción de los plazos en las tramitaciones y el seguimiento público de cada expediente.

La experiencia nos demuestra concretamente que la incorporacion en el sector público de tecnologías adecuadas –junto con personas, procesos y operaciones– les dan a las organizaciones la capacidad de adaptarse rápido a la disrupción y/o las oportunidades, cumplir con las nuevas y cambiantes necesidades del ciudadano, e impulsar el futuro crecimiento e innovación, a menudo de maneras inesperadas.

Ayudar a superar la burocracia en la Argentina lleva su costo de resistencia porque es un proceso complejo y no lineal. Por eso mismo, muchos no encuentran motivos válidos para regresar a la presencialidad. Establecer condiciones de trabajo que satisfagan a todas las partes es un proceso complejo. Según señalan especialistas, en la actualidad, el home office es considerado por quienes trabajan como un derecho adquirido, y aquellas organizaciones y empresas que no permanezcan flexibles, podrían perder talento valioso. De hecho es lo que ha sucedido con muchos contratados del Estado que migraron a empresas privadas sobre todo en áreas de ingeniería de software, programadores, desarrolladores, control de riesgo, ciber seguridad, infraestructuras de conectividad, entre otras.

Veamos los datos:

1- CEDyAT, CIPPEC y UMET realizaron una investigación denominada "El Estado desde casa: Cómo trabaja la dirección pública del Estado".  Para la Administración Pública Nacional, el trabajo remoto planteó un desafío a la hora de gestionar recursos escasos y políticas de emergencia, en el contexto de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública (N°27.541) de diciembre de 2019 que legisla en materia impositiva, previsional, de deuda pública, de comercio exterior y emergencia sanitaria, entre otras.



Fuente: elaboración propia en base a la Encuesta de CIPPEC-UMET-CEDyAT.
 Respuesta de selección múltiple, valores no acumulativos. N=280.


2- PERFIL el 60% de los trabajadores argentinos planea cambiar de trabajo durante 2022, según una encuesta realizada entre 809 personas en marzo. Además, la mitad de los consultados declaró su preferencia de un formato de trabajo híbrido (presencial y teltrabajo).

Trabajo presencial, remoto o híbrido

En cuanto al formato de trabajo preferido, la encuesta realizada por la empresa de Recursos Humanos a 809 personas en marzo, muestra que el 51% de los trabajadores argentinos dijo que su formato de trabajo ideal sería el híbrido (presencial y remoto), si pudiera elegirlo. Por su parte, el 42% de los consultados refirió que su formato laboral ideal es 100% presencial, y un pequeño 7% aseguró que preferiría trabajar en formato remoto al 100%.

A la hora de responder cuál es el formato híbrido de regreso a las oficinas que les parece mejor, el 62% de los consultados aseguró que le parece mejor trabajar dos días remoto y tres días presencial. Por su parte, el 26% de los participantes prefiere trabajar tres días remoto y dos días presencial, y solo el 12% se inclina por un formato híbrido que contempla trabajar un solo día desde la oficina en formato presencial.


3- Según publicó iProUP en Latinoamérica, el 96% de las organizaciones recurrieron a mecánicas de teletrabajo, de acuerdo con la encuesta de Page Group. Esta se convirtió en la opción de trabajo para proteger la salud de las personas sin causar un daño irreversible a la economía, pero se planteó como una solución rápida que tuvo poco tiempo de preparación.

El estudio encargado por Adobe afirma que las organizaciones con mayor madurez digital utilizan de manera exclusiva procesos digitales. Los departamentos con mayor uso de esta herramienta son ventas (65%) y marketing (57%), según publicó el sitio de Inversor Latam.

"Hemos comprobado que los documentos digitales impulsan las empresas, dado que son una herramienta fundamental para los empleados que trabajan a distancia, pues les permiten dirigir sus operaciones de una forma más productiva, inteligente y rápida", señaló Eduardo Jordao, Senior Channel Account Manager de Adobe.

Después de todo, según la OIT, es posible que el teletrabajo no termine con la pandemia, "sino que pase a formar parte de la ‘nueva y mejor normalidad’ en los años venideros, con el apoyo de la digitalización, la comunicación avanzada y las tecnologías de nube".

Varias encuestas aplicadas en Latinoamérica como las de Microsoft y Apex revelaron que más del 70% de los trabajadores quieren que continúen las opciones flexibles de trabajo remoto y que casi el 50% de las organizaciones ya decidió que sostendrá el modelo de teletrabajo en diferentes niveles.

4- RRHH Digital la empresa mmhmm, que cuenta con el respaldo de SoftBank Vision Fund, Sequoia Capital y otros inversores destacados. mmhmm forma parte de All Turtles, un estudio de productos fundado en 2017 que fomenta productos y servicios que impactan directa e indirectamente en quienes trabajan y viven una vida a distancia.

Mmhmm, la aplicación de comunicación, ha elaborado una encuesta a 1.500 personas en todo el mundo para conocer qué es lo que quieren los empleados de sus empresas o lugares de trabajo. Los resultados señala que demandan flexibilidad laboral, trabajo a distancia y menos reuniones.


La flexibilidad laboral, uno de los factores clave para los encuestados

Actualmente, los salarios y la flexibilidad son las dos principales razones por las que los empleados buscan cambiar de trabajo este año. El 70% de los encuestados ven la flexibilidad como un aspecto importante a la hora de buscar trabajo. A la hora de preguntar a los trabajadores dónde son más eficientes, la respuesta está dividida entre la oficina y sus casas, eso demuestra la necesidad de flexibilidad en los puestos de trabajo.

El trabajo a distancia, la mejor opción para los encuestados

Más del 50% de los encuestados afirma que su empresa no ofrece ningún tipo de incentivo para volver a la oficina, aspecto que separa lo que realmente quieren los empleados y lo que los empresarios creen que quieren. Asimismo, 7 de cada 10 encuestados considera injusto que los empleadores soliciten recortes salariales para aquellos empleados que se trasladen a otro lugar durante el trabajo a distancia.

Un 77% de los encuestados prefiere recibir un sobresueldo mensual para poder cubrir los costes del teletrabajo antes que volver a la oficina a tiempo completo.

Las reuniones reducen la productividad de los empleados

Las reuniones ocupan gran parte del tiempo de los trabajadores. De hecho, el 60% de los trabajadores pasan entre 1 y 5 horas de su jornada semanal en reuniones. Para los encuestados, el 25% de sus reuniones son poco productivas y las consideran una pérdida de tiempo en su jornada laboral.

Es por este mismo motivo que más de la mitad de los encuestados prefiere trabajar en una estructura en la que puedan compartir actualizaciones de forma asíncrona y, de esa forma, reducir la carga semanal de reuniones.





Nota del Editor: Decreto 434/2016 - VIGENTE - Plan de Modernización del Estado. Aprobación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DONACION DEL CEDyAT A LA ESCUELA POPULAR DE LA VILLA 1114 DEL BAJO FLORES

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA HORIZONTE PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

NUEVO PROGRAMA DE VINCULACIÓN TECNOLÓGICA ENTRE ARGENTINA Y ESPAÑA